Garbanzos

Un buen plato de garbanzos energéticos, más suaves que el cocido, pero más sabrosos si cabe gracias al jamón, al hueso y a las verduras.

Receta de garbanzos

Ingredientes para preparar garbanzos

  • 400 gr. de garbanzos
  • 200 gr. de jamón en tacos
  • 300 gr. de hueso de jamón
  • 1 zanahoria
  • 2 patatas
  • 1 cebolla
  • 1 pimientos verde
  • 3 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • Aceite de oliva
  • Pimentón dulce
  • Agua
  • Sal

¿Cómo preparar garbanzos?

  • Como en toda receta de garbanzos (a no ser que se compren en bote), el primer requisito es haber tenido los garbanzos sumergidos en agua durante toda la noche anterior. Cuando llegue la hora de ponernos manos a la obra, vamos a escurrir y enjuagar los garbanzos y los vamos a reservar.
  • Pondremos la cazuela en el fuego con unos 800 ml. de agua aproximadamente, e iremos echando el jamón cortado en tacos y el hueso. Cuando el agua empiece a hervir, eliminaremos la espuma, y añadiremos los garbanzos, la cebolla cortada a la mitad, los dientes de ajo machacados, un buen chorro de aceite de oliva, dos hojas de laurel y sal. (Es muy importante echar los garbanzos a la olla sólo cuando el agua esté hirviendo).
  • El tiempo de cocción de los garbanzos es de unas 2 horas y media a fuego lento, con una cocción sostenida. El pimiento (lavado y cortado en trocitos), la zanahoria (lavada, pelada y cortada en rodajas), y la patata (pelada, lavada y cortada en dados), los echaremos transcurrida 1 hora y 20 minutos, ya que su tiempo de cocción es de aproximadamente 35 minutos.
  • Por último, unos 10 minutos antes de retirar los garbanzos del fuego, echaremos una cucharadita de pimentón dulce y removeremos muy bien.
  • Antes de servir los garbanzos en los platos, se recomienda colar el caldo para utilizarlo por otro lado, sacar el ajo, la cebolla y el hueso, y servir todo lo demás.
  • Foto Flavorrelish
Nota del autor:

Esta receta de garbanzos no es lo que se entiende por cocido, aunque el caldo resultante de la cocción se puede utilizar igualmente para hacer una sopa, así como para enriquecer cremas, recetas de arroz, etc.